García Centeno, Julián (22.10.1933 -)


Nació el 22 de octubre de 1933 en Sitrama de Tera (Zamora) y fueron sus padres Clemente y Daniela. Ingresó en el colegio apostólico agustiniano de Valencia de Don Juan (León) en 1946, pasando luego por los conventos de Becerril de Campos (Palencia) y el Real Colegio Seminario de Valladolid, donde fue ungido sacerdote el 13 de julio de 1958.

En la universidad Lateranense de Roma se laureó en teología dogmática con su tesis doctoral: “El sacerdote como ministro, hombre, cristiano y su responsabilidad según la mente de san Agustín” y consiguió también el diploma de teología pastoral-catequética en 1960.

A su regreso a España su destino fue la formación de seminaristas: seminario menor de Valencia de Don Juan (1960), ayudante del maestro de profesos de Valladolid (1961-1967), subdirector de la revista Apostolado, secretario del Estudio Teológico y representante de los religiosos en el consejo pastoral diocesano. En 1970 fue secretario provincial y en 1974 prior provincial, reelegido en 1978. De su provincialato merecen reseñarse la erección de la parroquia “Nuestra Señora de la Consolación” de Móstoles; la remodelación de la biblioteca, creación del museo y organización del archivo en la casa de Valladolid. La tradición misionera de la provincia se extendió a dos nuevas naciones: Songea (Tanzania) y Cochín (India).

Al acabar su mandato fue nombrado prior de Valladolid (1982), pero al año siguiente tuvo que viajar a Roma como consejero general en representación de la asistencia española. Y en Roma le sorprendió el nombramiento episcopal el 19 de junio de 1989. Su consagración tuvo lugar el 22 de octubre en Valladolid, oficiando como consagrante el nuncio apostólico en España, Mons. Mario Tagliaferri.

El 7 de diciembre de 1989 emprendía viaje hacia Iquitos. Dentro de la conferencia episcopal peruana (Cep) ha sido presidente de la comisión mixta de vida consagrada (1993-2000), asesor nacional de catequesis familiar y miembro del consejo permanente; miembro del consejo directivo del Instituto Superior de Estudios Teológicos (Iset); ha participado en los sínodos de vida consagrada (Roma 1994) y en el de América (16.11-12.12.1994). Desde entonces hasta su jubilación en 2011 ha tenido clara su hoja de ruta: “Con todos ellos afrontaremos los retos de una pastoral de conjunto. Mi deseo es fomentar una cohesión sólida y orgánica, a poder ser afectiva y efectiva, entre todas las fuerzas vivas y los miembros de la iglesia local. Estrechar al máximo los vínculos de unidad y comunión”.

Bibl.: Diáspora nn. 11 (1989) 7-11; 12 (1990) 9-11;Lazcano, R., Episcopologio Agustiniano, II, Guadarrama (Madrid) 2014, 1273-1281;Rodríguez, I.-Álvarez, J., Labor científico-literaria de los agustinos españoles (1913-1990), I, Valladolid 1992, 215; II, 802; Al servicio del evangelio. Provincia Agustiniana del Santísimo Nombre de Jesús de Filipinas, Valladolid 1996, 297-298; Diccionario Bio-Bibliográfico de los Agustinos en Iquitos 1901-2001, I, Valladolid 2001, 260-270.

J. Álvarez Fernández